Tratamientos

Los tratamientos utilizados en trastornos temporomandibulares y dolor orofacial varían según la patología que se está queriendo resolver.

Existen diferentes líneas de tratamiento desde las menos invasivas hasta las quirúrgicas y es importante saber que existe más de una opción de tratamiento para un mismo problema en la mayoría de las situaciones.

Bruxismo

Los tratamientos para el bruxismo son variados y dependen de que es lo que se busca solucionar.

Los más utilizados por nuestro equipo de trabajo son los siguientes:

  1. Planos de estabilización oclusal
  2. Mindfulness
  3. Coaching
  4. Estabilización y normalización Kinesiológica
  5. Farmacología
  6. Medicina bioreguladora
  7. Terapia Neural

Trastornos Temporomandibulares y Dolor orofacial

Dolor orofacial es todo dolor que se puede sentir en la región de la boca y cara que puede ser provocado por cualquier componente del área o de regiones cercanas.

“No todo el dolor proviene de donde se siente” Existen estructuras que pueden transmitir dolor a zonas vecinas.

Muchos casos de otalgias reflejas (dolor de oído sin causa en el oído mismo) son provenientes de la región mandibular o de la articulación mandibular (ATM)

Los tratamientos utilizados para el manejo del dolor orofacial dependerán del diagnóstico asociado al dolor, no todos los tratamientos sirven para la misma causa.

1.- Farmacoterapia: Los más frecuentes utilizados en TTM incluyen (Utilizados solos o en combinación dependiendo de lo que se está tratando):

  1. Fármacos analgésicos
  2. Relajantes musculares
  3. Medicina biorreguladora
  4. Anestésicos
  5. Corticoides
  6. Antidepresivos
  7. Antiepilépticos

2.- Dispositivos intraorales (Planos): Se utilizan diferentes tipos de plano según lo que se quiere obtener

  • Plano de estabilización: Los más utilizados en bruxismo.
  • Plano de distracción articular: Para trastornos articulares.
  • Plano de avance mandibular: Trastornos respiratorios obstructivos, ronquidos o apneas moderadas o leves.
  • Plano de contactos anteriores: Control de la fuerza muscular mandibular.

3.- Infiltraciones articulares: En oportunidades es necesario tratar las inflamaciones articulares con medicamentos dentro de la propia articulación. En alteraciones degenerativas articulares en las cuales el roce articular está aumentado y las condiciones mecánicas de la articulación no son las mejores se realizan infiltraciones de ácido hialurónico.

4.- Artrocentesis o lavados articulares: Es un poco más invasivo que las infiltraciones articulares en donde se lava la articulación con suero fisiológico. Este procedimiento se indica cuando estamos en presencia de inflamaciones de gran tamaño que no resolverán de manera ortopédica ni infiltrativa.

5.- Punción seca: Para tratamientos de dolores musculares miofasciales o dolor muscular con dolor irradiado y puntos gatillo. Consiste en puncionar dentro del músculo la zona contracturada para mejorar las condiciones musculares y resolver el dolor.

6.- Kinesioterapia: Con apoyo kinesiológico muchos TTM resuelven exitosamente. Por lo general cuando existe un problema articular, la musculatura mandibular se resiente y duele. La kinesioterapia incluye:

  1. Técnicas de movilización articular
  2. Elongación muscular asistida
  3. TENS (Estimulación eléctrica transcutánea)
  4. Termoterápia
  5. Ultrasonido

7.- Coaching: El bruxismo de vigilia tiene un componente conductual importante y responde a características propias de respuesta inconsciente al medio ambiente. Este es el tipo de bruxismo que se relaciona con dolor y que se mal asocia a la noche https://www.especialistabruxismo.cl/bruxismo/
El coaching entrega a la persona las herramientas para autoconocimiento y manejo de emociones que están enfocadas en un cambio de las bases mismas del problema.

8.- Mindfulness: Practicar la consciencia presente, la desconexión con la identificación con la mente, dejar de estar pensando en el futuro y en el pasado y concentrarse en el presente, lo único que realmente existe.

Esta técnica de meditación consciente tiene excelentes resultados sobre el bruxismo de vigilia, el estrés y los problemas relacionados con ellos.

Neuralgia Trigéminal

El dolor neuropático es uno de los peores dolores que alguien pueda experimentar.  Es un dolor que en la mayoría de las oportunidades está generado en el mismo recorrido del nervio afectado.

Las características de dolor neuropático se diferencian del dolor musculo-esqueletal por como lo siente la persona.

Las características del dolor neuropático son las siguientes:

  1. Corriente eléctrica de alta intensidad
  2. Calor, quemazón
  3. Hormigueo
  4. Adormecimiento
  5. Frío doloroso

El tratamiento para el dolor neuropático depende del origen del dolor pero comienza de manera farmacológica rápida con fármacos antiepilépticos. Es necesario complementar el diagnóstico con imágenes de Resonancia nuclear magnética cerebral (RNM) y/o Tomografías de partes duras ya que el origen del dolor puede ser:

  • Compresivo vascular
  • Compresivo óseo (tumoral)
  • Lesión vascular
  • Daño en el recorrido del nervio por traumas mecánicos, cortes del nervio de manera quirúrgica, compresión por implantes, dolor fantasma post extracciones.

Existen grupos de personas que no responden correctamente a los fármacos antiepilépticos. En aquellas personas se buscará eliminar el dolor por fármacos substitutos y en última instancia de manera quirúrgica a través de Radiofrecuencia trigeminal.

Trastornos del sueño

Existe una alta relación de trastornos de sueño con Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial.

Los trastornos de sueño más relacionados con TTM son:

  1. Síndrome de apnea hipoapnea obstructiva de sueño (SAHOS)
  2. Insomnio de mantención y/o insomnio de consiliación
  3. Trastornos del movimiento durante el sueño. Aquí está clasificado el bruxismo de sueño.

Es importante investigar el sueño para tener un panorama completo de la persona y como el sueño influye o no sobre su motivo de consulta.

Para poder diagnosticar y comprobar de manera precisa el bruxismo de sueño se realiza a través de una Polisomnografía, que es un completo estudio de sueño en donde valorizan y controlan

  • Actividad eléctrica cerebral (Encefalograma)
  • Valores de Oxígeno
  • Valores de CO2
  • Movimientos musculares
  • Movimientos oculares
  • Ronquidos y periodos de Apneas

Con los resultados del estudio de sueño se puede confirmar o descartar el bruxismo de sueño así como trastornos de sueño que puedan estar presentes.

Para el insomnio existen varios enfoques desde terapias conductuales a las farmacológicas pero dependerán de cada caso y generalmente se solicitará apoyo de un especialista de sueño.

Eligiendo el tratamiento correcto

Cada tratamiento dependerá de la necesidad de cada caso. Un tratamiento exitoso necesita una base diagnóstica sólida apoyada en imágenes complementarias cuando lo necesite.

La importancia de la relación terapeuta/paciente

La confianza, la honestidad y la comunicación asertiva son pilares fundamentales en el desarrollo y resultados de un buen tratamiento.

El equipo de trabajo interdisciplinario está formado por personas de alta calidad profesional y humana y tenemos por objetivo entregarte las mejores herramientas para tu recuperación.

Pedir una hora